07.04.2020 - Flossbach von Storch

Ahogados por la deuda


Ahogados por la deuda

El endeudamiento público como resultado de las medidas económicas para hacer frente a la crisis del coronavirus alcanzará unos niveles inéditos, según un estudio del Flossbach von Storch Research Institute.

La crisis provocada por el covid-19 está paralizando la economía y pocos países parecen inmunes. Es imposible predecir hasta cuándo. En todo el mundo, los gobiernos están prometiendo a sus ciudadanos y empresas unos paquetes de ayudas de gran dimensión para amortiguar el impacto económico. Se prevé que estas medidas provoquen unos déficits fiscales aún mayores que durante la crisis financiera (2008-09) y la crisis de deuda europea (2011-12).

Efectivamente, una fuerte recesión, como la que producirá la crisis del coronavirus en muchos países, suele tener unas graves consecuencias fiscales. En este tipo de coyuntura, la caída del producto interior bruto (PIB) reduce el denominador de las ratios de deuda pública. Para reactivar la economía, los Estados aumentan su gasto, lo que incrementa a su vez el déficit público y, por lo tanto, el numerador de dichas ratios.

Explosión de deuda en la crisis financiera

El aumento de la ratio de deuda pública de los países del G7 entre 2007, antes de la crisis financiera, y 2012, el año posterior a la crisis de deuda europea, muestra la intensidad que podría tener la explosión de la deuda: durante ese periodo, la relación entre la deuda y el PIB aumentó en un 40% de media. Pocos países lograron reducir su carga de deuda en los años de bonanza económica posteriores a 2012.

Ahora se estima que la pandemia del coronavirus desencadene una nueva oleada de endeudamiento. Para evaluar el impacto de las medidas de gasto público y el de la recesión económica, partimos de la hipótesis, por ejemplo, de que este año se producirá un descenso de un 5% del PIB nominal. Se trataría de una caída superior a la de la crisis financiera, porque las repercusiones económicas de la parálisis actual serán, en nuestra opinión, mucho mayores. Asimismo, nos basamos en las medidas fiscales anunciadas por los gobiernos hasta la fecha (a 26 de marzo de 2020), si bien estas pueden variar en cualquier momento.

¿La carga de la deuda de Alemania, pronto en un 98%?

El aterrador resultado es que en promedio, las ratios de deuda pública de los países del G-7 subirían en casi 22 puntos porcentuales, siete puntos más que en la crisis financiera entre 2008 y 2009. Dentro de la zona euro, la ratio de deuda aumentaría, por citar algunos países, del 133% al 163% en Italia, del 96% al 120% en España y del 59% al 98% en Alemania. En consecuencia, los mayores países de la zona euro estarían en torno al umbral de endeudamiento del 100%.

Como muestra el ejemplo de Japón, casi cualquier ratio de deuda pública puede mantenerse si el banco central proporciona liquidez y la inflación es persistentemente baja. Oficialmente, en la zona euro el banco central no puede financiar la deuda de los Estados. Sin embargo, extraoficialmente sí lo hace, porque si los países del euro muy endeudados no pudieran acceder a financiación del banco central, la moneda única muy probablemente no sobreviviría a esta crisis. La posibilidad de que algunos países con una gran carga de deuda se aprovechen del aumento de esta y de la financiación del BCE podría desencadenar una competencia entre emisores y, posiblemente, una depreciación del euro. En cuanto a los tipos de interés, parece seguro que no van a subir en mucho tiempo; de hacerlo, la enorme carga de deuda sería insostenible, incluso si los bancos centrales compraran una parte sustancial de los bonos de Estado.

Agnieszka Gehringer es analista senior del Flossbach von Storch Research Institute.

Aviso legal:

Esta publicación sirve, entre otros fines, como medio de comunicación comercial.

La información contenida en esta publicación y las opiniones expresadas se basan en las estimaciones de Flossbach von Storch en el momento de su publicación, y pueden ser modificadas sin previo aviso. La información sobre afirmaciones prospectivas reflejan las expectativas futuras de Flossbach von Storch, pero puede que difieran materialmente de los resultados finales y del desarrollo de los acontecimientos.  No se puede garantizar ni su exactitud ni su exhaustividad. Es posible que el valor de cada inversión aumente o disminuya, y que no recupere la totalidad de la suma invertida.

Esta publicación está sujeta a derechos de protección de la propiedad intelectual, industrial y de marca. Queda totalmente prohibida su reproducción total o parcial, duplicación, distribución, provisión de acceso a la página web o de acceso en la red (inclusión en otra página web) sin el consentimiento previo por escrito de Flossbach von Storch.

© 2020 Flossbach von Storch. Todos los derechos reservados

Acceso a todos los artículos de opinión de Flossbach von Storch

Volver al listado