03.06.2020 - Flossbach von Storch

Economía de EE. UU. – La crisis del coronavirus como acelerador de tendencias


A pesar de la confusión política creada por el gobierno de Trump: creemos que EE. UU. seguirá siendo una de las regiones económicas más fuertes, incluso después de la crisis del coronavirus.

EE. UU. se está enfrentando actualmente a las consecuencias de la pandemia del coronavirus y es posible que salga reforzado de la crisis en el futuro. Hay algunos buenas razones para ello. Por una parte, no cabe esperar una caída del consumo debido a los enormes paquetes de rescate. Además del subsidio de desempleo habitual de 250 a 400 dólares semanales, los desempleados reciben 600 dólares adicionales del gobierno, y esto con unos ingresos familiares de hasta 150.000 dólares. Por lo que si una pareja se queda sin trabajo, cada uno de ellos ganará entre 850 y 1.000 dólares semanales, lo que significa que en un mes con 4,5 semanas de trabajo dispondrán de unos 7.650 dólares.

El paquete de rescate de EE. UU. durará hasta julio, ¿y luego?

El programa durará hasta julio, aunque el Presidente Donald Trump ya ha criticado el hecho de que ahora hay demasiados pocos Meat Packer (procesadores de carne) porque los trabajadores con salarios bajos no tienen incentivos para volver a sus puestos de trabajo. Los demócratas incluso quieren ampliar este programa hasta enero de 2021. Hay otros planes para un tipo de renta básica de 2.000 dólares mensuales, que se pagarán hasta doce meses después de la flexibilización del confinamiento.

La mentalidad estadounidense facilita un nuevo comienzo

En segundo lugar, los estadounidenses tienen una mentalidad diferente para lidiar con las crisis. En lugar de acudir al estado cuando las cosas no van bien económicamente, muchos intentan empezar de nuevo. Por supuesto, la demografía también es una ventaja en este sentido. En promedio, la población estadounidense es más joven que la europea. En general, es más difícil que la gente mayor se reoriente profesionalmente.

La digitalización se acelera

El tercer argumento a favor de EE. UU. como una zona económica importante en el futuro es la digitalización. Aquí la crisis del coronavirus actúa como un acelerador de tendencias y en EE. UU se pueden encontrar muchos modelos de negocios sostenibles y exitosos en este ámbito.

¿Y en Europa?

Por el contrario, en Europa la crisis del coronavirus está ampliando las diferencias económicas entre el Norte y el Sur. Por un lado, Italia, España y Grecia se ven particularmente afectados por la pandemia, mientras que por otro lado, el turismo es un sector económico especialmente importante en estos países. Es precisamente aquí donde se esperan retrocesos. Es poco probable que los programas de ayuda planeados cambien esto.

Los países emergentes se enfrentan a muchos problemas

En nuestra opinión, es probable que los mercados emergentes (excluyendo China) sean los últimos. Aquí se combinan varios factores. Por un lado, los sistemas sanitarios suelen estar mal equipados. Por otra parte, muchas de esas economías dependen de los mercados de materias primas con precios bajos en la actualidad. Por último, se suelen endeudar en moneda extranjera. El resultado final es que no solo se derrumba el crecimiento, sino que, a menudo, como ocurre actualmente en Turquía, Brasil o Rusia, las divisas pierden mucho valor y se incrementa la inflación.

Enfoque regional sensible en muchas carteras de inversores

Las fluctuaciones normalmente mucho más altas de los títulos en países emergentes refuerzan la fobia de muchos inversores a las acciones. En cualquier caso, creemos que tiene poco sentido una asignación de activos por regiones. En Flossbach von Storch invertimos de forma selectiva en títulos de empresas con modelos de negocio exitosos, independientemente del país y sector en el que se encuentran. Nos centramos en acciones de calidad de empresas rentables con modelos de negocio atractivos que probablemente sigan funcionando en el futuro. Por último, estamos encontrando muchas oportunidades actualmente en EE. UU., a pesar de las valoraciones supuestamente elevadas.

 

Aviso legal:

Esta publicación sirve, entre otros fines, como medio de comunicación comercial.

La información contenida en esta publicación y las opiniones expresadas se basan en las estimaciones de Flossbach von Storch en el momento de su publicación, y pueden ser modificadas sin previo aviso. La información sobre afirmaciones prospectivas reflejan las expectativas futuras de Flossbach von Storch, pero puede que difieran materialmente de los resultados finales y del desarrollo de los acontecimientos.  No se puede garantizar ni su exactitud ni su exhaustividad. Es posible que el valor de cada inversión aumente o disminuya, y que no recupere la totalidad de la suma invertida.

Esta publicación está sujeta a derechos de protección de la propiedad intelectual, industrial y de marca. Queda totalmente prohibida su reproducción total o parcial, duplicación, distribución, provisión de acceso a la página web o de acceso en la red (inclusión en otra página web) sin el consentimiento previo por escrito de Flossbach von Storch.

© 2020 Flossbach von Storch. Todos los derechos reservados

Acceso a todos los artículos de opinión de Flossbach von Storch

Volver al listado