26.10.2020 - Bert Flossbach

El oro protege el doble


El oro protege el doble

El precio del oro ha subido con fuerza desde principios de año. La demanda está creciendo, especialmente entre los inversores profesionales. Esto se debe a la función especial del oro en tiempos de crisis.

El precio del oro se ha beneficiado de un aumento significativo de la demanda de este activo para inversión. Solo durante las primeras cinco semanas del tercer trimestre, las posiciones en ETF de oro aumentaron en casi 200 toneladas hasta casi 3.400, e hicieron que el precio del oro superara por primera vez el umbral de los 2.000 dólares/onza.

Después de alcanzar el máximo de 2.075 dólares, se produjo una corrección que hizo que el precio volviera a bajar a poco menos de 1.900 dólares. El precio del oro en dólares estadounidenses había aumentado en un 24 % desde principios de año hasta finales del tercer trimestre; lo que representa un 19 % en euros.

El oro en tiempos sin tipos de interés

Queda por ver si el aumento significativo de la demanda de oro para inversión a raíz de la pandemia, como se desprende de los flujos en ETF de oro, se puede interpretar como un indicio de mayores expectativas de inflación. En cualquier caso, es llamativo que el volumen en ETF de oro se haya más que duplicado desde 2016, cuando los bonos del Estado de la zona euro presentaron por primera vez rentabilidades negativas, pasando de unas 1.500 a cerca de 3.400 toneladas. En el mismo periodo, el precio del oro ha aumentado más del 40 por ciento (véase el gráfico).

Obviamente, los tipos de interés bajos o negativos también tienen un efecto positivo en el precio del oro. Como bien es sabido, el oro no paga ningún interés, pero tampoco cobra ningún interés negativo, aparte de los gastos de almacenamiento (aprox. 0,1 por ciento al año). En el pasado, el coste de oportunidad de los ingresos por intereses perdidos suponía una carga para los inversores en oro.

Hoy sucede lo contrario: el oro es más rentable que todos los bonos del Estado alemán, cuya rentabilidad al final del tercer trimestre se sitúa entre -0,76 % (vencimiento a tres años) y -0,11 % (vencimiento a treinta años). Las rentabilidades de los bonos del gobierno estadounidense siguen siendo ligeramente positivas, aunque también en este caso su atractivo ha caído a un mínimo histórico comparado con el oro sin tipos de interés.

El oro protege el doble

Estas bajas rentabilidades demuestran que el mercado de renta fija aún está afectado por los temores inflacionarios. De lo contrario, los inversores en bonos del Estado alemán difícilmente aceptarían una pérdida nominal garantizada del cinco por ciento en diez años, o estarían dispuestos a aceptar una pérdida total del tres por ciento para 2050 comprando un bono a treinta años. Creemos que es poco probable que la compra de tales valores y su mantenimiento hasta el vencimiento tenga una evolución mejor que la inversión en oro sin tipos de interés.

Por supuesto, se podría argumentar que la deflación sostenida convierte las rentabilidades nominales negativas en rentabilidades reales positivas y hace que los bonos sean más atractivos frente al oro. Sin embargo, este escenario implicaría una crisis económica mundial y el colapso de los sistemas de seguridad social, por lo que se podría rechazar como algo puramente teórico o considerarlo como una razón más para invertir en oro.

Por lo tanto, la función de cobertura del oro es doble: por un lado contra la inflación y por otro lado en caso de que no se produzca.

 

Aviso legal:

Esta publicación sirve, entre otros fines, como medio de comunicación comercial.

La información contenida en esta publicación y las opiniones expresadas se basan en las estimaciones de Flossbach von Storch en el momento de su publicación, y pueden ser modificadas sin previo aviso. La información sobre afirmaciones prospectivas reflejan las expectativas futuras de Flossbach von Storch, pero puede que difieran materialmente de los resultados finales y del desarrollo de los acontecimientos.  No se puede garantizar ni su exactitud ni su exhaustividad. Es posible que el valor de cada inversión aumente o disminuya, y que no recupere la totalidad de la suma invertida.

Esta publicación está sujeta a derechos de protección de la propiedad intelectual, industrial y de marca. Queda totalmente prohibida su reproducción total o parcial, duplicación, distribución, provisión de acceso a la página web o de acceso en la red (inclusión en otra página web) sin el consentimiento previo por escrito de Flossbach von Storch.

© 2020 Flossbach von Storch. Todos los derechos reservados

Acceso a todos los artículos de opinión de Flossbach von Storch

Volver al listado