19.11.2020 - Sven Langenhan

La pequeña diferencia


La pequeña diferencia

La crisis del coronavirus ha presionado los tipos de interés de referencia en EE.UU. Sven Langenhan habla sobre la diferencia en la evolución de los mercados de renta fija en la zona euro y en EE.UU.

¿Tipos de interés? No existen desde hace algún tiempo (no solo en Alemania). Hace más de veinte años, el Banco de Japón (BoJ) fue el primer banco central del mundo en introducir tipos de interés cero. Mientras tanto, los tipos de interés de referencia son incluso negativos en este país. En los últimos años, los tipos de interés cero y negativos también se han establecido firmemente en la zona euro. Asimismo, durante la crisis financiera, la Reserva Federal estadounidense (Fed) redujo los tipos de interés de referencia hasta el cero por ciento, aunque luego los volvió a subir. Después del estallido de la crisis del coronavirus, volvieron a caer situándose en un rango del 0,00 a 0,25 por ciento.

Aunque los objetivos de tipos de interés de referencia son similares en los países industrializados, existe actualmente una diferencia importante en los mercados de renta fija. Esto queda particularmente claro cuando se observan los tipos de interés de los bonos con diferentes vencimientos (residuales) largos en EE. UU y, por ejemplo, en Alemania. 

Con la recuperación del mercado a partir del final del segundo trimestre, las primas de riesgo (diferenciales de crédito) que anteriormente eran muy elevadas para la deuda corporativa de casi todas las calificaciones crediticias, cayeron tanto en la zona euro como en EE. UU. Mientras que las rentabilidades de los bonos del Estado a largo plazo y de los bonos de los emisores con buena calificación crediticia siguieron cayendo en la zona euro en el tercer trimestre, las rentabilidades de este tipo de valor han vuelto a subir en EE. UU. desde principios de agosto. Los bonos del gobierno estadounidense a 30 años, están ofreciendo actualmente con un 1,64 %, rentabilidades significativamente mayores que los bonos a dos años, que están al 0,16 %, mientras que los bonos del Estado alemán están ofreciendo sistemáticamente rentabilidades negativas en todos los vencimientos (a noviembre de 2020). 

Dicho de otra forma: la curva de tipos de interés, que muestra las rentabilidades de los bonos con diferentes vencimientos (residuales), se hizo más pronunciada de nuevo en EE. UU. Desde abril, también se observó una evolución similar en los bonos japoneses a 30 años. Solo en la zona euro la curva de tipos de interés se mantuvo plana. 

Recientemente, la Reserva Federal estadounidense compró muchos menos bonos...

¿Qué hay detrás de todo esto? En principio, las políticas monetarias o de tipos de interés de los bancos centrales influyen sobre todo en las rentabilidades de los bonos con vencimientos (residuales) cortos. Aquí, los tipos de interés en la zona euro y en EE.UU. son bajos. Por otra parte, las condiciones a largo plazo reflejan las expectativas de los participantes en el mercado sobre la evolución futura de la economía y la inflación. 

Un motivo para las diferencias de rentabilidad entre los vencimientos largos y cortos en EE. UU. es probablemente que la Reserva Federal deja que el mercado opere (incluso) más libremente que el Banco Central Europeo (BCE). Mientras que los programas de compra nuevos y antiguos del BCE continuaron en el tercer trimestre y el total del balance del banco central siguió creciendo, este se estancó en la Fed después de un rápido aumento de marzo a mayo. Hasta ahora, la Reserva Federal estadounidense ha vuelto a confiar aparentemente en el efecto de las fuerzas naturales del mercado y de los anuncios verbales.

La gestión activa de la renta fija es importante

En el caso de las carteras de renta fija, las diferentes rentabilidades en función de los vencimientos pueden constituir importantes fuentes de ingresos. Por lo tanto, estamos siguiendo muy de cerca su evolución. La pendiente de la curva de tipos de interés de EE. UU. a largo plazo ha vuelto ahora a registrar máximos plurianuales, mientras que hasta ahora solo se han visto cambios insignificantes en los bonos del Estado alemán. La pregunta es: ¿durante cuánto tiempo podrá escapar el mercado de intereses europeo del contexto internacional? O al contrario: ¿podría provocar la posible reducción de las expectativas de inflación fuera de Europa una caída en EE. UU, por ejemplo, de los tipos de interés? 

Una vez más, tenemos que seguir de cerca cómo se desarrollan los perfiles de oportunidad/riesgo. Cualquiera que sea el resultado final, el «alfa» sigue teniendo demanda en esta situación de tipos de interés cero. Esto significa que hay que mantener la flexibilidad y, en función de la situación del mercado, explotar activamente las oportunidades de generar beneficios adecuados en los mercados de renta fija. Esto se debe a que hace mucho tiempo que ha dejado de funcionar la estrategia clásica de los inversores privados de comprar bonos, retenerlos hasta el vencimiento y cobrar el cupón.


Sven Langenhan es Portfolio Director Fixed Income en Flossbach von Storch. 

 

Aviso legal:

Esta publicación sirve, entre otros fines, como medio de comunicación comercial.

La información contenida en esta publicación y las opiniones expresadas se basan en las estimaciones de Flossbach von Storch en el momento de su publicación, y pueden ser modificadas sin previo aviso. La información sobre afirmaciones prospectivas reflejan las expectativas futuras de Flossbach von Storch, pero puede que difieran materialmente de los resultados finales y del desarrollo de los acontecimientos.  No se puede garantizar ni su exactitud ni su exhaustividad. Es posible que el valor de cada inversión aumente o disminuya, y que no recupere la totalidad de la suma invertida.

Esta publicación está sujeta a derechos de protección de la propiedad intelectual, industrial y de marca. Queda totalmente prohibida su reproducción total o parcial, duplicación, distribución, provisión de acceso a la página web o de acceso en la red (inclusión en otra página web) sin el consentimiento previo por escrito de Flossbach von Storch.

© 2021 Flossbach von Storch. Todos los derechos reservados

Acceso a todos los artículos de opinión de Flossbach von Storch

Volver al listado