28.05.2021 -

Las lecciones de la pandemia


Las lecciones de la pandemia
Bert Flossbach

La COVID-19 lleva más de un año haciendo estragos. Es hora de que los inversores se planteen cuestiones fundamentales.

Todos hemos aprendido algo durante la pandemia. Sobre la importancia de la salud y el valor del contacto humano. Los últimos meses también han sido instructivos en términos de inversión, también para los inversores más experimentados. Se trata de cosas muy fundamentales.

La experiencia y los conocimientos permiten separar la información relevante del mero ruido. La experiencia permite comparar de forma intuitiva la situación actual con la evolución histórica y derivar posibles consecuencias. Sin embargo, en tiempos de cambios muy dinámicos, con modificaciones rápidas y profundas en la estructura económica y de los distintos sectores, también conlleva el riesgo de utilizar la evolución histórica como modelo o, al menos, como guía para el futuro.

La frase atribuida erróneamente a Mark Twain: «La historia no se repite, pero rima» no siempre es cierta, por desgracia. A veces la historia simplemente no rima. La pandemia del coronavirus ha demostrado de manera impresionante que las cosas se pueden desarrollar de manera completamente diferente a las crisis anteriores. La experiencia no siempre ha servido de algo, como ha comprobado el autor de este texto. Además, es necesario adaptarse. Esto significa que hay que conciliar la propia experiencia con los nuevos conocimientos sin tirar por la borda la propia filosofía de inversión.

Para los inversores más jóvenes que han crecido con los nuevos modelos de negocio en la era de la digitalización, la adaptabilidad es el menor problema en el entorno actual. Por lo menos si tienen los conocimientos suficientes para poder valorar y evaluar el potencial de ganancias futuras de una empresa. Al fin y al cabo, las reglas de riesgo y rentabilidad se aplican incluso a las empresas más prometedoras, incluso cuando sus acciones siguen un aumento lineal.

Experiencia + Adaptación + Conocimiento

En este sentido, los últimos meses han sido muy instructivos tanto para los inversores o analistas experimentados como para los menos experimentados. A los primeros les sorprendió la resiliencia de las empresas supuestamente arriesgadas del sector tecnológico, y a los últimos el hecho de que los precios de los queridos valores «de altos vuelos» (Highflyer) también pueden caer de vez en cuando. Es importante combinar la curiosidad por los nuevos modelos de negocio y las empresas emergentes con los conocimientos necesarios para evaluar de la forma más realista posible su potencial de beneficios y sus riesgos futuros, y valorarlos adecuadamente.

Al hacerlo, los cinco postulados que son parte fundamental de nuestra estrategia de inversión limitan los posibles efectos de la propia falibilidad. Además de una diversificación equilibrada, esto implica principalmente un enfoque en la calidad y una valoración adecuada.

Dado que la renta variable será más importante en el proceso de asignación de activos en el futuro debido a la falta de alternativas, la diversificación dentro de la renta variable será aún más importante. El objetivo principal es conseguir una mezcla equilibrada de empresas a prueba de crisis y de alto crecimiento o, idealmente, empresas que combinen ambas cosas entre sí. En cualquier caso, el factor decisivo es que los beneficios futuros de las empresas, teniendo en cuenta una prima de riesgo adecuada, aún no se reflejan plenamente en el precio actual de las acciones.

Es probable que la dinámica del entorno de inversión permanezca con nosotros incluso después de que la pandemia haya terminado. Esto se aplica no solo a los sectores o empresas individuales, sino también a la política fiscal y monetaria, razón por la cual nuestra visión del mundo de la inversión debe ser (y será) revisada constantemente.

Los tipos de interés permanecerán bajos

Resulta que nuestra visión global se mantiene incluso después del coronavirus. Por lo tanto, en nuestra opinión la renta variable sigue siendo la clase de activos más atractiva a largo plazo, aunque las valoraciones hayan alcanzado ya máximos a largo plazo. Al menos mientras los bonos apenas produzcan intereses dignos de mención y los saldos de las cuentas sigan obteniendo un interés nulo en el mejor de los casos, no hay alternativas reales.

El mayor riesgo para esta visión global es una subida sostenida de los tipos de interés, pero no esperamos que esto ocurra, ya que una subida de los tipos de interés implicaría graves daños colaterales y le privaría de su razón de ser. En este sentido, una corrección resultante no supondría un cambio de tendencia en la bolsa, sino una oportunidad de compra.

El ritmo de cambio en la economía y en los distintos sectores sigue siendo elevado. La pandemia del coronavirus está actuando como catalizador de la digitalización, permitiendo que surjan y maduren nuevos modelos de negocio más rápidamente que en el pasado y planteando retos, pero también oportunidades, para las empresas, los canales de venta y las tecnologías establecidas.

Por eso no se trata de dividir el mundo en ganadores y perdedores de la reapertura o en «valor» frente a «crecimiento», sino de evaluar las perspectivas a largo plazo de las empresas. La adaptación necesaria para ello implica tanto la apertura a nuevos modelos de negocio como el cuestionamiento crítico de la viabilidad futura de las empresas establecidas desde hace tiempo, sin poner en tela de juicio los meditados postulados de nuestra filosofía de inversión.

Aviso legal:

Este documento contiene información comercial y no supone recomendación u oferta con el fin de suscribir participaciones.

La información en este documento se refiere a un subfondo de Flossbach von Storch, una Institución de Inversión Colectiva (IIC) debidamente registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) bajo el número 1389. Se puede consultar la lista actual de distribuidores españoles autorizados en su página web (www.cnmv.es).

Este documento no especifica todos los riesgos y demás aspectos relevantes para la inversión en este subfondo. Si desea obtener información más detallada y antes de tomar la decisión de compra, le recomendamos consultar la documentación legal más reciente: el documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID) específico del fondo y de la clase de acción, las condiciones del contrato, los estatutos, el reglamento de gestión, y los informes anual o semestral, si es más reciente que el último informe anual, que se encuentran disponibles gratuitamente en formato impreso y electrónico en español en las entidades gestora y depositaria correspondientes, así como en nuestra página web www.fvsinvest.lu. También están disponibles en Allfunds Bank (Complejo Pza. de la Fuente-Edificio 3, 28109 Alcobendas, Madrid, así como en su página web www.allfundsbank.com). Estos documentos son la única base vinculante en caso de compra.

Los distribuidores españoles deben poner a disposición todos los documentos oficiales obligatorios en forma impresa o a través de cualquier otro medio electrónico adecuado. Es aconsejable obtener más información y solicitar asesoría profesional antes de tomar la decisión de inversión.

El valor liquidativo (NAV, por sus siglas en inglés) más reciente se puede consultar en la página web de la sociedad gestora.

El tratamiento fiscal está sujeto a las circunstancias personales del inversor y puede cambiar en el tiempo. Por favor, consulte con su experto fiscal acerca de las disposiciones actuales en España.

Las rentabilidades pasadas no son garantía de las rentabilidades futuras. El valor de las inversiones puede fluctuar y los inversores pueden no recuperar la totalidad del importe invertido.

La información detallada en este documento y las opiniones expresadas en él reflejan las expectativas de Flossbach von Storch en el momento de la publicación y se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Aunque todos los datos se han recopilado con el mayor cuidado posible, los resultados reales pueden desviarse considerablemente de las expectativas. Al negociar participaciones en el fondo o acciones, Flossbach von Storch u otros socios contratantes pueden recibir devoluciones sobre gastos cargados al fondo por la sociedad gestora según el folleto de venta correspondiente.

Las participaciones o las acciones emitidas del fondo sólo se pueden vender u ofrecer en aquellos orden[1]amientos jurídicos en que se permita una oferta o una venta de este tipo. De esta forma, las participaciones o las acciones de este fondo no se pueden ofrecer ni vender dentro de los EE. UU., ni a cuenta o por cuenta de ciudadanos estadounidenses, tampoco de forma directa ni indirecta a "personas estadounidenses" ni a organismos que sean propiedad de una o varias "personas estadounidenses" según la definición de la "Foreign Account Tax Compliance Act (FATCA)". Además, este documento y la información que incluye no se pueden difundir en los EE. UU. La divulgación y la publicación de este documento, así como la oferta o la puesta en venta de participaciones/acciones de este fondo, pueden estar sujetas a restricciones en otros ordenamientos jurídicos.

© 2021 Flossbach von Storch. Todos los derechos reservados

Acceso a todos los artículos de opinión de Flossbach von Storch

Volver al listado