16.09.2020 - Flossbach von Storch

Los bancos centrales y los gobiernos «van a ir a por todas»


Los bancos centrales y los gobiernos «van a ir a por todas»
Elmar Peters

Los índices bursátiles mundiales han alcanzado recientemente nuevos máximos históricos, a pesar o quizás debido a la COVID-19. Elmar Peters, gestor del fondo Flossbach von Storch - Multi Asset - Defensive, habla en una entrevista sobre los meses turbulentos y lo que podría esperar todavía a los inversores.

 

Después del crash de marzo se produjo un rápido repunte en los mercados de renta variable. ¿Han puesto fin los mercados de capital a la crisis del coronavirus?
Aquí sería prudente. Suena como si se excluyeran los retrocesos en el futuro y este no es el caso, por supuesto. Sin embargo, en vista de la ayuda masiva proporcionada por los bancos centrales y los gobiernos, es menos probable que los mercados vuelvan a caer a sus mínimos de marzo.

¿Cómo ha vivido esta época como gestor de fondos?
Ha sido muy exigente, lógicamente. Nunca antes había habido una crisis comparable: el retroceso económico, el confinamiento, la ruptura de las principales cadenas de suministro. Luego está el componente psicológico, la incertidumbre de cuánto tiempo iba a durar una pandemia así.

Esto último todavía no está claro, y sin embargo el rally de los mercados continúa...
Mientras tanto, tenemos una visión más clara. Sabemos más sobre el virus y sobre la eficacia de las diferentes opciones de abordarlo. Además, sabemos que, no sólo los bancos centrales sino también los gobiernos, «van a ir a por todas», con independencia de lo que eso implique a largo plazo.

¿Cómo ha gestionado el fondo en los últimos meses?
Realmente actuamos muy pronto, ya en febrero decidimos cubrir sistemáticamente la cartera contra las caídas de precios. Esta decisión estratégica ayudó a amortiguar los fuertes retrocesos. Sin embargo, fue mucho más difícil decidir cuándo empezar a deshacer las posiciones de cobertura. Y desafortunadamente llegamos un poco tarde, lo que nos ha supuesto una pérdida de rentabilidad.

¿Por qué llegó tarde?
Sencillamente no podíamos imaginar que los mercados se iban a recuperar tan rápidamente ante una crisis tan amplia: ante el hecho de que los bancos centrales eliminaran todas las restricciones, prácticamente en una acción concertada, y de que los gobiernos suspendieran temporalmente normas como la Ley de Insolvencia y que otros pagaran a los desempleados prestaciones superiores a sus ingresos anteriores. 

Miremos hacia adelante. ¿Qué espera del resto del año?
En este caso, nada, porque tres o cuatro meses no es un periodo de tiempo lo suficientemente amplio como para romperse la cabeza. Pensamos en años, no en días, semanas o meses. Lo demás no ayuda a nadie. Se trata de reconocer las grandes tendencias y no perderse en los altibajos diarios.

Entonces, ¿cómo describiría las grandes tendencias importantes?
El endeudamiento global, por ejemplo. Básicamente no se trata de una nueva evolución, aunque viene acelerada por la COVID-19. A largo plazo, las deudas solo se pueden pagar manteniendo los tipos de interés bajos. El reciente anuncio de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal estadounidense, de que tiene la intención de sustituir en el futuro el objetivo de inflación de la Fed de alrededor del dos por ciento por un objetivo de nivel de precios encaja con esto.

¿Qué significa esto exactamente?
Si la inflación se ha mantenido por debajo del anterior objetivo de inflación durante un largo periodo de tiempo, como ha sido el caso en los años anteriores, entonces se debe permitir que se «sobrepase» en el futuro durante un periodo de tiempo correspondientemente mayor. Así pues, las subidas de los tipos de interés son cada vez más improbables en el futuro.

¿Qué implica para los inversores?
Para los inversores implica que es será muy doloroso mantener su dinero a largo plazo en su cuenta de ahorros. Así se encuentran indefensos y sus ahorros están expuestos a la inflación.

Tampoco hay buenas perspectivas para la renta fija. Su fondo invierte una gran parte de sus activos en renta fija...
Sí y no. Sí, porque la renta fija constituye una parte importante por la estabilidad a la cartera, una cartera defensiva. Y no, porque, aunque sea cierto que ha cambiado, el mercado de renta fija no tiene por qué presentar malas perspectivas necesariamente. En un mundo sin tipos de interés, simplemente se ha hecho más difícil obtener rentabilidades decentes con la renta fija porque el cupón prácticamente ya no tiene valor. Por lo tanto, se deben buscar otras formas de obtener beneficios. Debemos prestar más atención a la gestión de la duración y las plusvalías potenciales de precios o de divisas. La rentabilidad potencial de la renta va mucho más allá que el simple cobro del cupón. Pero hay que esforzarse más para encontrar eras fuentes de resultados y desarrollar una mayor tolerancia a las fluctuaciones de precios, de las que me temo que ya no podemos prescindir. Además de la exposición a renta fija, no debemos olvidar la exposición a las acciones y el oro, en el que invertimos indirectamente en nuestra cartera y constituye nuestro seguro de cartera. Porque una cosa también está clara: si se quiere lograr rentabilidades decentes a largo plazo, se necesitan activos tangibles que sean de calidad y líquidos.

Entonces seamos más específicos. ¿Qué aspecto tiene la cartera actualmente? ¿Ha habido algún cambio importante en las últimas semanas?
Hemos reducido significativamente las coberturas. Alrededor del tres por ciento del volumen del fondo sigue estando cubierto a través de los futuros sobre índices. La exposición bruta de renta variable está justo por debajo del 34 por ciento y por lo tanto cerca del máximo interno de referencia. La proporción de renta fija asciende actualmente a alrededor del 48 por ciento. La de oro no físico, llega al 9,5 por ciento.

¿Qué acciones están actualmente en su punto de mira? ¿Las acciones tecnológicas?
Básicamente, nuestro objetivo es identificar compañías que no solo sobrevivan de alguna manera a la crisis del coronavirus, sino que salgan de ella reforzadas. De igual manera que antes hablábamos del endeudamiento, el tema de la digitalización es ciertamente otra tendencia que la COVID-19 está acelerando masivamente. Sin embargo, esto no solo concierne al sector tecnológico, sino también a empresas de otros sectores. Por último, pero no por ello menos importante, una gran parte de la exposición a la renta variable corresponde a grupos empresariales del sector de los productos básicos de consumo.

¿Así que 2020 seguirá siendo un buen año para los inversores después de todo?
Generalmente soy reservado ante tales pronósticos. Nadie sabe lo que pasará en los próximos meses. Por lo tanto, no hay que levantar falsas expectativas. Sin embargo, nos sentimos muy cómodos con nuestra posición actual a largo plazo.

Muchas gracias por su tiempo.

Recomendamos la consulta del prospecto de venta y en especial de la sección de riesgos y del anexo del subfondo para obtener indicaciones más detalladas sobre oportunidades y riesgos de este producto. Además, encontrará información más detallada sobre los costes recurrentes y no recurrentes en el documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID), en el prospecto de venta y en el informe anual específicos del fondo y de la clase de acción.

Este documento contiene información comercial y no supone recomendación u oferta con el fin de suscribir participaciones. La Información en este documento se refiere a un subfondo de Flossbach von Storch, una Institución de Inversión Colectiva (IIC) debidamente registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) bajo el número 1389. El valor de las inversiones puede fluctuar y los inversores pueden no recuperar la totalidad del importe invertido. Antes de invertir, le recomendamos que contacte con su asesor financiero.

OPORTUNIDADES

  • Política de inversión flexible, no restringida por índices de referencia.
  • Inversión en una amplia gama de activos que favorece la diversificación del riesgo y el aprovechamiento de oportunidades en los mercados financieros.
  • Inversión en activos financieros en divisas extranjeras que puede favorecer el valor liquidativo de los fondos debido a las variaciones en los tipos.
  • Posible rentabilidad adicional mediante el uso de derivados y la inversión en oro (ind.).

RIESGOS

  • Riesgo de mercado: Los activos financieros en los que la Sociedad Gestora invierte por cuenta de los subfondos, además de oportunidades de revalorización, también presentan riesgos. Si un subfondo invierte directa o indirectamente en valores mobiliarios u otros activos financieros, estará expuesto a las tendencias generales de cada mercado, especialmente en los de valores, que pueden estar provocadas por diversos factores, incluyendo factores irracionales. De este modo, pueden producirse depreciaciones que sitúen el valor de mercado de dichos activos por debajo del precio de adquisición. Si un partícipe enajena sus participaciones en un subfondo en un momento en que las cotizaciones de los activos financieros incluidos en éste se hayan reducido con respecto al momento en que las adquirió, no recuperará integramente el dinero que invirtió en el subfondo. Aunque todos los subfondos aspiran a obtener revalorizaciones constantes, no es posible garantizar su consecución.
  • Riesgo cambiario: Si el subfondo incluye activos financieros denominados en una divisa, estará sujeto a un
  • riesgo cambiario. La posible depreciación de una divisacon respecto a la moneda de referencia del subfondo haría que el valor de los activos financieros expresados en esa divisa descendiera.
  • Riesgos de crédito: El fondo puede invertir una parte de sus activos en obligaciones. Los emisores de dichas obligaciones pueden, en determinadas circunstancias, caer en insolvencia, por lo que las obligaciones pueden perder su valor total o parcialmente.
  • Riesgo de variación de los tipos de interés: La inversión en valores de renta fija lleva asociada la posibilidad de que varíe el nivel de tipos de interés del mercado existente en el momento de la emisión del título. Si los tipos de interés del mercado suben con respecto a los existentes en el momento de la emisión, lo normal es que las cotizaciones de los valores de renta fija bajen.
  • Riesgos del uso de derivados: El fondo está autorizado para usar derivados para los fines indicados en el folleto de venta. En tal caso, las mayores oportunidades van acompañadas de riesgos de pérdida más elevados. Al asegurarse contra pérdidas con derivados, también se pueden reducir las oportunidades de lucro del fondo.
  • Riesgos de materias primas y metales preciosos: Los precios de las materias primas y metales preciosos pueden sufrir fluctuaciones de cotización aún más fuertes. Pueden darse pérdidas de cotización.

Recomendamos la consulta del folleto de venta y en especial de la sección de riesgos y del anexo del subfondo para obtener indicaciones más detalladas sobre oportunidades y riesgos de este producto.

Aviso legal:

Esta publicación sirve, entre otros fines, como medio de comunicación comercial.

La información contenida en esta publicación y las opiniones expresadas se basan en las estimaciones de Flossbach von Storch en el momento de su publicación, y pueden ser modificadas sin previo aviso. La información sobre afirmaciones prospectivas reflejan las expectativas futuras de Flossbach von Storch, pero puede que difieran materialmente de los resultados finales y del desarrollo de los acontecimientos.  No se puede garantizar ni su exactitud ni su exhaustividad. Es posible que el valor de cada inversión aumente o disminuya, y que no recupere la totalidad de la suma invertida.

Esta publicación está sujeta a derechos de protección de la propiedad intelectual, industrial y de marca. Queda totalmente prohibida su reproducción total o parcial, duplicación, distribución, provisión de acceso a la página web o de acceso en la red (inclusión en otra página web) sin el consentimiento previo por escrito de Flossbach von Storch.

© 2020 Flossbach von Storch. Todos los derechos reservados

Acceso a todos los artículos de opinión de Flossbach von Storch

Volver al listado