14.06.2019 - Bert Flossbach

Los dólares estadounidenses son el seguro de China


Los dólares estadounidenses son el seguro de China

China es uno de los principales motores de la economía mundial y, por consiguiente, es crucial para la valoración de las perspectivas de los mercados de capitales. Especialmente importantes son las reservas de dólares estadounidenses del país.

Según la interpretación relativamente subjetiva del presidente estadounidense, Donald Trump, la economía china va bastante peor que la de Estados Unidos. En otras palabras: China depende más de EE. UU. que viceversa.

Veamos ahora las cifras de crecimiento: la economía china habría crecido el año pasado en torno a un 6,6%, al fin y al cabo. Para 2019 se prevé algo menos, aproximadamente un 6,2% (si se da crédito a las cifras oficiales). La dinámica de crecimiento disminuye, aunque una cifra así –en vista del tamaño actual de China– seguiría suponiendo una importante contribución positiva para el crecimiento de la economía mundial.

No obstante, el entorno económico de China parece enturbiarse cada vez más; la disputa comercial con EE. UU. hace que la atención (mediática) se centre en los problemas de la República Popular, pero es solo un agravante, y no la única causa, de esos problemas. En cualquier caso, se acumulan los problemas.

El mercado automotor chino, importante para los fabricantes europeos

Un ejemplo es el mercado automotor, muy observado, de importancia crucial para la industria del motor europea. En 2018, las ventas de nuevos vehículos cayeron por primera vez en 20 años. Para 2019, la asociación china del sector prevé que se estanquen en el nivel, sin duda elevado, de 22,7 millones de coches. En comparación, tanto en EE. UU. como en la UE, en 2018 se vendieron algo más de 17 millones de utilitarios y SUV.

No obstante, no puede deducirse que la situación del mercado automotor chino refleje exactamente la de la economía general; no es más que el resultado del fin de unas ventajas fiscales, el crecimiento del mercado de coches de segunda mano, de las restricciones de acceso en las metrópolis o el cierre de numerosas plataformas de financiación. Lo que es más inquietante es otra cosa.

China también está muy endeudada

El endeudamiento de China ha aumentado desde la crisis financiera de 2008 al 250% del producto interior bruto (PIB). Así, desde entonces se ha alcanzado el nivel de EE. UU. y la zona euro; el de la zona euro sin Alemania sería del 280%. En particular, la deuda de las empresas chinas, que en algunos casos se incluye en la pública, ha aumentado en relación con el PIB en más de 60 puntos porcentuales desde la crisis financiera.

Las reservas de dólares estadounidenses sirven de seguro

El «seguro» de China son sus reservas de divisas, las mayores del mundo, de unos 3,1 billones de dólares estadounidenses. Además, los ciudadanos chinos se aplican a ahorrar, mucho más que los europeos y los estadounidenses. Por lo tanto, China dispone de suficientes recursos financieros para respaldar la economía con nuevos programas de gasto y de inversión, de ser necesario.

Asimismo, China ya no depende tanto de sus exportaciones como hace tan solo algunos años. La economía nacional, es decir, el comercio interior, ha ido ganando en importancia. La tasa de exportación es actualmente de solo un 20% del PIB, comparado con el 36% en 2006. Las inversiones en infraestructuras también contribuyen a reforzar la economía interior, como el recién anunciado programa de expansión de la red ferroviaria, por un coste de unos 125.000 millones de dólares estadounidenses.

 

El texto completo de este artículo aparece en la última edición de nuestra revista «Position», a la que pueden suscribirse gratuitamente. Suscríbase aquí.

 

Aviso legal:

Este documento contiene información comercial y no supone recomendación u oferta con el fin de suscribir participaciones.

La información en este documento se refiere a un subfondo de Flossbach von Storch, una Institución de Inversión Colectiva (IIC) debidamente registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) bajo el número 1389. Se puede consultar la lista actual de distribuidores españoles autorizados en su página web (www.cnmv.es).

Este documento no especifica todos los riesgos y demás aspectos relevantes para la inversión en este subfondo. Si desea obtener información más detallada y antes de tomar la decisión de compra, le recomendamos consultar la documentación legal más reciente: el documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID) específico del fondo y de la clase de acción, las condiciones del contrato, los estatutos, el reglamento de gestión, y los informes anual o semestral, si es más reciente que el último informe anual, que se encuentran disponibles gratuitamente en formato impreso y electrónico en español en las entidades gestora y depositaria correspondientes, así como en nuestra página web www.fvsinvest.lu. También están disponibles en Allfunds Bank (Complejo Pza. de la Fuente-Edificio 3, 28109 Alcobendas, Madrid, así como en su página web www.allfundsbank.com). Estos documentos son la única base vinculante en caso de compra.

Los distribuidores españoles deben poner a disposición todos los documentos oficiales obligatorios en forma impresa o a través de cualquier otro medio electrónico adecuado. Es aconsejable obtener más información y solicitar asesoría profesional antes de tomar la decisión de inversión.

El valor liquidativo (NAV, por sus siglas en inglés) más reciente se puede consultar en la página web de la sociedad gestora.

El tratamiento fiscal está sujeto a las circunstancias personales del inversor y puede cambiar en el tiempo. Por favor, consulte con su experto fiscal acerca de las disposiciones actuales en España.

Las rentabilidades pasadas no son garantía de las rentabilidades futuras. El valor de las inversiones puede fluctuar y los inversores pueden no recuperar la totalidad del importe invertido.

La información detallada en este documento y las opiniones expresadas en él reflejan las expectativas de Flossbach von Storch en el momento de la publicación y se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Aunque todos los datos se han recopilado con el mayor cuidado posible, los resultados reales pueden desviarse considerablemente de las expectativas. Al negociar participaciones en el fondo o acciones, Flossbach von Storch u otros socios contratantes pueden recibir devoluciones sobre gastos cargados al fondo por la sociedad gestora según el folleto de venta correspondiente.

Las participaciones o las acciones emitidas del fondo sólo se pueden vender u ofrecer en aquellos orden[1]amientos jurídicos en que se permita una oferta o una venta de este tipo. De esta forma, las participaciones o las acciones de este fondo no se pueden ofrecer ni vender dentro de los EE. UU., ni a cuenta o por cuenta de ciudadanos estadounidenses, tampoco de forma directa ni indirecta a "personas estadounidenses" ni a organismos que sean propiedad de una o varias "personas estadounidenses" según la definición de la "Foreign Account Tax Compliance Act (FATCA)". Además, este documento y la información que incluye no se pueden difundir en los EE. UU. La divulgación y la publicación de este documento, así como la oferta o la puesta en venta de participaciones/acciones de este fondo, pueden estar sujetas a restricciones en otros ordenamientos jurídicos.

© 2021 Flossbach von Storch. Todos los derechos reservados

Acceso a todos los artículos de opinión de Flossbach von Storch

Volver al listado