26.02.2021 - Flossbach von Storch

Vuelos de altura


Vuelos de altura

Los mercados bursátiles estadounidenses siguen registrando nuevos récords. Un estudio muestra por qué los mercados aún no se han desvinculado de la realidad.

La situación económica de un país suele derivarse de la evolución del producto interior bruto. Las tasas de crecimiento positivas indican una expansión económica general, mientras que las negativas indican un declive. En el pasado, el mercado bursátil ha demostrado repetidamente ser un indicador temprano de la evolución económica general. Es una ley no escrita que el mercado bursátil se anticipe a la evolución macroeconómica.

Desde que las cotizaciones dieran un giro alcista muy dinámico a finales de la primavera pasada, parece que los mercados bursátiles se han despedido de su función de indicadores económicos. La divergencia entre el crecimiento económico y la evolución de los mercados bursátiles en EE. UU. parece especialmente sorprendente. Los índices alcanzaron nuevos máximos históricos poco después de los mínimos de marzo de 2020, mientras que la pandemia afectó al país con más fuerza que a cualquier otro país occidental desarrollado. Sin embargo, la evolución de las cotizaciones en el mercado bursátil en el año de la pandemia 2020 no fue en absoluto irracional, con la excepción algunos valores individuales, tal y como demuestra un reciente estudio del Flossbach von Storch Research Institute. Más bien, se pueden citar dos factores principales para explicar la evolución positiva de los mercados bursátiles estadounidenses. Por un lado, las amplias medidas de apoyo a la política monetaria y fiscal han llevado a los participantes en el mercado a considerar que los tipos de interés extremadamente bajos son sostenibles. “Los tipos de descuento reducidos hacen que se disparen los valores actuales de los futuros beneficios esperados de las empresas y, por tanto, el precio de sus acciones”, explica el autor del estudio, Kai Lehmann. Por otro lado, no todas las empresas del mercado bursátil experimentaron una subida de precios. De hecho, los participantes en el mercado identificaron claros ganadores y perdedores de la crisis entre empresas y sectores.

Los mercados bursátiles de EE. UU. llevan diez años en cabeza

Además, el índice bursátil estadounidense S&P 500 lleva muchos años superando al índice europeo Stoxx 600. Mientras que ambos índices tenían una capitalización de mercado similar de unos 10 billones de dólares en 2010, a finales de 2020 la capitalización de mercado agregada había aumentado a 13,4 billones de dólares para el Stoxx 600, y a 33 billones de dólares para el S&P 500.  El entorno económico de EE. UU. y Europa ha sido comparable en los últimos diez años. Mientras que el crecimiento en EE. UU. fue algo mayor en la última década, los mercados europeos se beneficiaron de unos tipos de interés algo más bajos.

También es interesante echar un vistazo a los componentes del índice. Por ejemplo, los valores tecnológicos representaban alrededor del 15,7 % del S&P 500 en 2010, pero solo el 1,7 % del Stoxx 600. En cambio, los bancos y el sector financiero tenían una ponderación del 21,7 % en el índice bursátil europeo, frente a un 13,1 % en el índice estadounidense. Los valores tecnológicos y los de consumo cíclico de ambos índices fueron los que más ganaron en ponderación en el índice desde 2010 hasta 2020. Aunque estos últimos tenían una ponderación similar en ambos índices, los valores tecnológicos representan actualmente el 27,7 % del S&P 500, en comparación con solo el 7 % del Stoxx 600. En Europa y EE. UU. los valores energéticos con una ponderación similar fueron los que más perdieron. Además, los valores financieros en Europa sufrieron mucho más que los de EE. UU.

Las empresas tecnológicas impulsan el S&P 500

“De esta forma, el mercado bursátil estadounidense se benefició principalmente de las subidas de precios de las prometedoras empresas tecnológicas”, afirma Lehmann. Aquí se observa una clara concentración del mercado desde 2016. Por ejemplo, las cinco mayores empresas de EE. UU. representan una cuarta parte de la capitalización del mercado. Las cinco mayores posiciones solo representan el 13 % del Stoxx 600. ¿Se está creando una burbuja como la del año 2000? Probablemente no, ya que los beneficios de las (cinco mayores) empresas tecnológicas mantuvieron el mismo ritmo que la evolución de las cotizaciones. Por ejemplo, las empresas tecnológicas aportan actualmente una cuarta parte de las ganancias totales del índice.

 

Aviso legal:

Este documento contiene información comercial y no supone recomendación u oferta con el fin de suscribir participaciones.

La información en este documento se refiere a un subfondo de Flossbach von Storch, una Institución de Inversión Colectiva (IIC) debidamente registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) bajo el número 1389. Se puede consultar la lista actual de distribuidores españoles autorizados en su página web (www.cnmv.es).

Este documento no especifica todos los riesgos y demás aspectos relevantes para la inversión en este subfondo. Si desea obtener información más detallada y antes de tomar la decisión de compra, le recomendamos consultar la documentación legal más reciente: el documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID) específico del fondo y de la clase de acción, las condiciones del contrato, los estatutos, el reglamento de gestión, y los informes anual o semestral, si es más reciente que el último informe anual, que se encuentran disponibles gratuitamente en formato impreso y electrónico en español en las entidades gestora y depositaria correspondientes, así como en nuestra página web www.fvsinvest.lu. También están disponibles en Allfunds Bank (Complejo Pza. de la Fuente-Edificio 3, 28109 Alcobendas, Madrid, así como en su página web www.allfundsbank.com). Estos documentos son la única base vinculante en caso de compra.

Los distribuidores españoles deben poner a disposición todos los documentos oficiales obligatorios en forma impresa o a través de cualquier otro medio electrónico adecuado. Es aconsejable obtener más información y solicitar asesoría profesional antes de tomar la decisión de inversión.

El valor liquidativo (NAV, por sus siglas en inglés) más reciente se puede consultar en la página web de la sociedad gestora.

El tratamiento fiscal está sujeto a las circunstancias personales del inversor y puede cambiar en el tiempo. Por favor, consulte con su experto fiscal acerca de las disposiciones actuales en España.

Las rentabilidades pasadas no son garantía de las rentabilidades futuras. El valor de las inversiones puede fluctuar y los inversores pueden no recuperar la totalidad del importe invertido.

La información detallada en este documento y las opiniones expresadas en él reflejan las expectativas de Flossbach von Storch en el momento de la publicación y se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Aunque todos los datos se han recopilado con el mayor cuidado posible, los resultados reales pueden desviarse considerablemente de las expectativas. Al negociar participaciones en el fondo o acciones, Flossbach von Storch u otros socios contratantes pueden recibir devoluciones sobre gastos cargados al fondo por la sociedad gestora según el folleto de venta correspondiente.

Las participaciones o las acciones emitidas del fondo sólo se pueden vender u ofrecer en aquellos orden[1]amientos jurídicos en que se permita una oferta o una venta de este tipo. De esta forma, las participaciones o las acciones de este fondo no se pueden ofrecer ni vender dentro de los EE. UU., ni a cuenta o por cuenta de ciudadanos estadounidenses, tampoco de forma directa ni indirecta a "personas estadounidenses" ni a organismos que sean propiedad de una o varias "personas estadounidenses" según la definición de la "Foreign Account Tax Compliance Act (FATCA)". Además, este documento y la información que incluye no se pueden difundir en los EE. UU. La divulgación y la publicación de este documento, así como la oferta o la puesta en venta de participaciones/acciones de este fondo, pueden estar sujetas a restricciones en otros ordenamientos jurídicos.

© 2021 Flossbach von Storch. Todos los derechos reservados

Acceso a todos los artículos de opinión de Flossbach von Storch

Volver al listado